Friday 7 august 5 07 /08 /Ago 00:05

Importancia de los viajes del Libertador en su formación
ideológica e intelectual para la lucha por la independencia.

BOLÍVAR VISTO HOY

Por: Juan Martorano Castillo (*)

Simón Bolívar le asignó  a los viajes una gran importancia en su formación intelectual y de su personalidad.

 

Los viajes moldearon el espíritu y la conducta de Bolívar y prueba de ello es que Ducoudray Holstein, “venenoso enemigo del Libertador… escribía: Había adquirido en el curso de sus viajes aquel habito mundano, aquella cortesía y suavidad de maneras que le distinguían y que tan atractiva influencia ejercieron sobre todos cuantos le trataron.

El 19 de enero de 1799, a los 15 años de edad, se embarcó en la Guayaren el navío San Ildefonso, rumbo a España. El 2 de febrero arribo al Puerto mexicano de Veracruz, permaneció en México mes y medio, ya que el siguiente puerto, La Habana, reencontraba bloqueado por los ingleses. En México frecuento los círculos más aristocráticos y opulentos. El 20 de marzo continúa su viaje, llegando a La Habana y luego rumbo a España donde llegó a finales de mayo al puerto de Santoña, y de aquí a Madrid, por la ruta de Bilbao. Bolívar se instala primero en Madrid, en casa de su tío Esteban, y luego en el palacio de su pariente, el Marqués de Ustariz. De Madrid pasa a Bilbao y luego se dirige a París donde estuvo hasta abril de 1802, cuando regreso nuevamente a Madrid, y el 26 de mayo, sin haber cumplido todavía diecinueve años, contrajo nupcias con María Teresa Rodríguez del Toro y Alaiza, regresando a Venezuela. El 22 de Enero de 1803 murió María Teresa de una fiebre maligna.

 

Bolívar decide volver a Europa. A fines de diciembre de 1803 se encontraba en Cádiz. Durante este segundo viaje fue cuando le nacieron en él ideas políticas claras y precisas.

 

En Paris, donde vivía como un aristócrata, vela coronación de Napoleón, acto que le causo desprecio: “… La corona que se puso Napoleón en la cabeza la miré como cosa miserable y de moda gótica; lo queme pareció grande era la aclamación universal y el interés que inspiraba su persona. Esto, lo confieso, me hizo pensar en la esclavitud de mi país y en la gloria que cabria al que la libertase”…

 

Durante su estadía en París, conoció al barón AlexandreVon Humboldt y a Aimée Bonpland en el salón de Fanny Dervieu Du Villars. Viaja por Viena, donde se reúne con su maestro Simón Rodríguez. En la primera etapa de su segunda estadía en París sostiene un “tren de príncipe”, hasta que los consejos del viejo maestro le hacen que se entregue de nuevo a los libros y al estudio.

 

El 6 de abril de 1805 parte a Italia y lo acompaña su maestro don Simón Rodríguez y su apreciado amigo Fernando Del Toro. Permaneció algún tiempo en Milán donde observa la  coronación de napoleón como rey de Italia y la gran revista militar en la llanura de Montechiero. De Milán sigue a Verona, Papua, Venecia, Ferrara, Bolonia, Florencia, y Roma donde ocurrió el celebre juramento del Monte Sacro.

 

Bolívar volvió a París a fines de 1805 y en octubre de 1806 subió por Holanda hasta Hamburgo y se embarcó en un buque estadounidense rumbo a los Estados Unidos de Norteamérica. Arribó al puesto de Charleston el 01 de enero de 1807. recorrió Boston ,Filadelfia y Nueva York.

 

El tercer viaje a Europa lo hace presidiendo la Misión Diplomática a la Gran Bretaña, conjuntamente con Andrés Bello y Luís López Méndez. El 10 de julio de 1810,llegan los embajadores al puerto de Portsmouth en el buque General Lord Wellington.

 

Emil Ludwig señala que la razón que explica la selección de Bolívar como miembro de la Misión fue la siguiente: “… A Bolívar…, se le escogió para el cargo tomando en cuenta sus conocimientos de muchos países e idiomas europeos, su dominio del trato social y además su fortuna personal, pues había de emprender el viaje a expensas propias.

 

En Londres, Bolívar, contraviniendo las recomendaciones del canciller ingles y las instrucciones de la Junta Suprema de Caracas, conoció en su residencia de Grafton Square al casi mítico General Francisco de Miranda. La presencia de Bolívar en Londres llamó la atención de la prensa y en los lugares públicos “fue objeto de la curiosidad general y de numerosas simpatías”, ya que tenía el porte impecable de un lord, unido a la elegancia de un parisién; como su rostro ovalado y sus ojos ardientes atraían a las damas y era, además, jinete y esgrimista consumado…pronto todo el mundo le llamaba embajador de la América del Sur.

 

La Misión que Bolívar presidió en Londres, se manejó ante el gobierno inglés con habilidad y acierto innegables, como revela la nota dirigida por Bolívar junto con López Méndez, con fecha 21 de Julio de 1810, al Canciller inglés, la cual es un ejemplo notable de moderación y tacto diplomático, donde aparecen expuestos los propósitos de la Misión, en pleno acuerdo con las instrucciones recibidas por la Junta Suprema.


Terminada la Misión, los diplomáticos López Méndez y Bello se quedaron en Londres y Bolívar regreso a Caracas. Los otros viajes de Bolívar (Curazao, Jamaica, Haití, Nueva Granada, Ecuador, Perú, Bolivia) fueron hechos por imperativos y necesidades de la gesta emancipadora.

 

Por: Juan Martorano Castillo Abogado y miembro emisora comunitaria Llovizna 104.7 FM.  Director de Ideología y miembro del Comando Táctico Regional (CTR) del MVR en el Estado Bolívar.  Cel.:0416-4861966.

Por luis.dilorenzo
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Páginas

Presentación

Crear un Blog

Calendario

July 2014
M T W T F S S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso